¡APOYAR A NUESTRAS TRES DIRIGENTAS QUE LUCHAN POR LA VIVIENDA!

43 DIAS EN PRISION PREVENTIVA

María Paulina Araya y Marisol Boulet, dos compañeras de la comuna de Peñalolén que pertenecen al movimiento de lucha por el derecho a la vivienda, se encuentran en prisión preventiva desde el 14 de enero. Son acusadas de incendio a la Municipalidad de Peñalolén.

Ese día el movimiento de pobladores llamado Los Colgados, realizó una

protesta en las afueras de la Municipalidad para denunciar las incontables promesas incumplidas por el alcalde Orrego y la falsa verborrea con que él y las demás autoridades del viejo Estado vienen engañando al pueblo desde hace décadas.

Estas mujeres, llenas de indignación, amenazaron con quemarse a lo bonzo en el techo del edificio municipal, como una medida desesperada para reivindicar su justa lucha por el derecho la vivienda, el cual una y otra vez les ha sido negado. Para intentar ahogar el espíritu de lucha de estas valientes mujeres el Estado -a través de la fiscalía del Ministerio Público- echó mano a su manojo de leyes antipopulares y las ha acusado de "incendio", persiguiendo una condena de a lo menos 10 años para cada una de ellas.

Esta sanción injustificada es la respuesta del viejo Estado ante la justa reivindicación de un techo, una casa, un lugar en donde criar, alimentar y educar a nuestros hijos. ¿Es mucho pedir señorita fiscal?

El alcalde Orrego ha ido incluso más allá en la persecución y cual alguacil del viejo oeste ha publicado fotografías de las compañeras en distintos puntos de la comuna, mostrándolas como si fuesen delincuentes peligrosas. Sin duda intenta vanamente que la comunidad también condene a nuestras compañeras.

Y no bastando con esto también la Fiscalía pretende apresar a Pamela Cuevas, hija de Marisol, quien llena de dignidad también protagonizó esta valiente protesta. La audiencia se fijó para el viernes 26 de febrero en el 13º juzgado de Garantía de Santiago, él las 9:00 de la mañana. ¡Allí debemos estar para acompañarla!

Acompañaremos a nuestra dirigente mostrando que no estamos solos, que por más que persigan el movimiento popular, éste sigue desarrollándose, aprendiendo a impulsar mejor la lucha, creciendo y haciéndose fuerte. La unidad y la lucha son nuestras mejores herramientas, y no las vamos a abandonar.

Sabemos que la lucha de Paulina, Marisol y Pamela es justa, que no son las primeras ni serán las últimas que pelearán por lo mínimo que merecemos: una vida digna. Estas tres mujeres son madres, trabajadoras, pobladoras, y principalmente, luchadoras, y por eso, orgullo para nuestro pueblo.

El pueblo quiere techo, no represión. Pero el viejo Estado prefiere perseguir a los luchadores antes que dar respuesta a sus necesidades, defiende los intereses de los explotadores y no los intereses del pueblo, ese es su carácter de clase. No confiamos y no confiaremos en las políticas de este Estado, ya sea que vengan de la vieja y caduca Concertación, ya sea que vengan de la derecha. No son distintos, son representantes de las clases que nos explotan.

Nunca el pueblo ha obtenido nada por gracia del Estado y sus gobiernos, todo se ha conquistado con lucha.

¡APOYEMOS A LAS COMPAÑERAS Y DEFENDAMOS SU JUSTA PROTESTA!

¡APOYEMOS EL MOVIMIENTO POPULAR POR LA VIVIENDA!

¡POR UN 8 DE MARZO, DÍA DE LA MUJER POPULAR, ROJO Y COMBATIVO!

¡VIVAN LAS LUCHAS DE PUEBLO!

¡VIVAN LAS LUCHAS DE LA MUJER POPULAR!

POR LA CONSTRUCCIÓN DE LA

UNIÓN DE POBLADORES EN LUCHA