CARABINERO ES DADO DE BAJA Y QUEDA EN PRISIÓN PREVENTIVA TRAS INSÓLITA NOCHE DE FURIA EN PICHILEMU

Fuente: Radio Bío- Bío

De baja y en prisión preventiva se mantiene un funcionario de Carabineros que la jornada del 21 de mayo, protagonizó un verdadero escándalo mientras se encontraba de franco, pero pernoctando en la Tercera Comisaría de Pichilemu.

Se trata del funcionario Sebastián Eduardo Muñoz Soto, quien la jornada del 21 de Mayo a eso de las 21:30 horas, concurrió a comer a un local comercial del popular balneario de la Región de O’higgins, junto al sargento primero Luis Acevedo Berríos.

Ambos regresaron -algo bebidos- al domicilio del sargento Acevedo, donde el Carabinero Muñoz Soto, en forma sigilosa, ingresó a un dormitorio, sustrajo una pistola particular y robó 50 mil pesos en efectivo.

A eso de las 02:30 de la madrugada el joven carabinero fue hasta la habitación del funcionario Sebastian Andrés Godoy, a quien le solicitó su automóvil particular con el supuesto propósito de remolcar a un colega que había quedado en panne.

Tras esto y mientras el carabinero se desplazaba en el vehículo por la ruta I-50 hacia el oriente, volcó frente al kilómetro 3 a la altura del Fundo San Antonio, debido a su estado de intemperancia y por el exceso de velocidad.

Eran cerca de las 5:45 de la mañana cuando por la misma ruta se desplazaba -con dirección a Santiago- el matrimonio compuesto por Sergio Antonio Pavez Rodríguez y Katherine Dennise Caroca.

Como el auto del policía estaba atravesado en la ruta y con los daños propios del volcamiento, les pidió ayuda para que lo remolcarán hasta el sector de Halcones.

Los ocupantes del vehículo se negaron, ya que le dijeron que iban con demasiada prontitud a la capital por razones de trabajo.

Fue allí cuando el molesto funcionario tomó el arma Taurus calibre 9 milímetros y apuntó directamente la cabeza de conductor del automóvil particular que le negó la ayuda, y luego le aplica un golpe de pie en el rostro, obligándolo a descender del vehículo.

Más tarde, y utilizando insultos de grueso calibre, el carabinero se dirigió a la mujer que viajaba de acompañante y la amenazó de muerte si no descendía del auto.

Luego, el policía se fugó en dirección desconocida, dejando al matrimonio abandonado en medio de la vía pública.

Los afectados dieron aviso en forma inmediata al número de emergencias 133, por lo que comenzó una persecución policial del vehículo sospechoso.

El funcionario hizo caso omiso a las señales de detención de sus colegas instalados en plena ruta I-50, por lo que tuvieron que pedir refuerzos al Retén del sector Población, siendo detenido finalmente en las cercanías de Peralillo, donde el policía cayó con el automóvil al interior de un canal, tras perder el control del volante.

Allí el carabinero se rendía tras la ardua persecución policial, saliendo con sus manos en alto, y lanzando al suelo el arma de su colega.

Sebastian Eduardo Muñoz Soto fue formalizado por los siguientes delitos: Hurto (por el dinero sustraído al sargento primero), Robo con intimidación (al matrimonio que se dirigía a Santiago), Manejo en estado de ebriedad y Porte ilegal de arma de fuego.

La justicia decretó que la prisión preventiva la cumplirá por espacio de 4 meses en el penal de la zona de Peumo.

El ahora, ex funcionario de Carabineros, señaló no recodar nada de los hechos, producto de su estado de ebriedad.